Energía Solar

Energía Solar. Termosifón

Un equipo termosifón basa su funcionamiento en el agua o líquido calo-portador circula desde los paneles solares al depósito acumulador sin ningún tipo de bomba u otro elemento para la circulación, simplemente circula por la diferencia de temperatura entre el líquido de los paneles y el del depósito ya que el agua se expande con la temperatura, con lo que con el mismo volumen a mayor temperatura, el peso es menor, y por ello tiende a posicionarse en un lugar superior respecto al agua de menor temperatura. Este fenómeno físico se denomina convección.

El traspaso de calor del líquido portador al agua del tanque, se realiza en el interior de éste mediante intercambiadores de calor. El aislamiento del acumulador debe ser muy bueno, ya que se encontrará a la intemperie durante toda su vida útil.




Energía Solar. Equipo Forzado

Los sistemas de circulación forzada son sistemas que producen agua caliente sanitaria para viviendas unifamiliares o plurifamiliares. Son equipos de mayor eficiencia que los termosifones, destacan respecto a estos al abarcar un mayor abanico de necesidades, calefacción en vivienda, residencias, centros deportivos y cualquier tipo de industria que requiera un precalentamiento del agua.

Como ventaja cuenta con una mayor eficiencia y versatilidad, pudiendo abastecer a cualquier tipo de edificación sin importar su tamaño. Es importante que el equipo solar térmico cuente con elementos de disipación de calor, para evitar sobrecalentamientos y por tanto, asegurar que la instalación rinde de forma adecuada. El ahorro es significativo pudiendo ser de hasta de un 80% según la zona solar, consiguiente una rápida amortización de entre 3-7 años.

Este sistema consta de los siguientes elementos:

  1. los captadores solares, captan el calor del sol y lo trasportan gracias al fluido caloportador que se aloja en su interior.

  2. El intercambiador de calor, normalmente con forma de serpentín en el interior del depósito. Su función es recoger el calor que ha conseguido el captador y a través de un intercambio de calor conseguir elevar la temperatura del agua usar.

  3. El depósito, según lo que la instalación quiera, será de un tamaño u otro, su función es almacenar el agua caliente sanitaria y que la pérdida de temperatura dentro de él sea mínima.

  4. Vaso de expansión, para absorber el aumento de volumen del ´líquido al elevar su temperatura.

  5. La bomba, necesaria para la circulación del fluido por todo el circuito.

  6. Valvulería de seguridad y mantenimiento: Requiere un mayor número de válvulas de control así como de purga, etc.

Energía Solar. Equipos Drainback

El sistema Drain-back es un método de captación de energía solar térmica para uso doméstico, compuesto por captador solar y una unidad premontada con el acumulador, la regulación y el grupo de bombeo. Cuando la bomba del circuito primario se para, los captadores se vacían de líquido, de esta forma no hay peligro de heladas o sobrecalentamientos. Gracias a su diseño evita la necesidad de instalar purgadores y vaso de expansión y autoprotege la instalación contra heladas y sobrecalentamientos. Además con este sistema son imposibles las pérdidas térmicas del acumulador por circulación nocturna o por gravedad.

La novedad de este sistema radica en que incluye aire en el sistema, cuando el equipo está inactivo, el líquido caloportador se encuentra en el intercambiador de calor, mientras el captador y la tubería del circuito solar contienen el aire del sistema. Al ponerse la bomba en marcha, el captador y el circuito solar se llenan con el líquido que empuja el aire del sistema hasta las espiras superiores del serpentín, diseñadas especialmente para contenerlo.

Todo ello controlador por el sistema de regulación, que apaga y enciende la bomba según los valores predeterminados y controla la temperatura máxima del acumulador.

 

Energía Solar. Acumuladores

Dentro de los componentes necesarios para una instalación de energía solar térmica necesitamos unos depósitos donde acumular el agua caliente e intentar mantener el máximo posible de poder calorífico en su interior. En equipos termosifónicos, el acumulador ya viene integrado, no obstante, es posible que en algún caso se necesite sustituir un viejo acumulador de un termosifón, para ello pueden consultarnos. En el caso de los equipos de energía solar forzada, es indispensable uno de estos acumuladores, donde el volumen vendrá dado según las necesidades y demandas de la vivienda donde se ubique. Normalmente, para viviendas unifamiliares, dependiendo del tamaño y número de baños, se seleccionan acumuladores de entre 200 y 600 litros.

Energía Solar. Sistema de Apoyo

La energía solar por sí sola se piensa para cubrir un 60-70% de la demanda. Para cubrir el resto, se puede usar un calentador, termo o caldera como sistema de apoyo, eso sí, siempre ha de ser termostático. Esto es indispensable para poder controlar la orden de funcionamiento del mismo.