Piscinas

Electrolisis Salina

Se trata de un método de desinfección del agua de nuestra piscina mediante sal natural, en lugar de usar cloro químico. En esencia, se trata de simular el comportamiento del mar en nuestra piscina; salamos el agua ligeramente añadiendo sal común a la piscina, en la proporción salina que tendría una lagrima (nueve veces inferior a la concentración en el mar). Mediante la célula de cloración s realiza el proceso de electrolisis por el cual la sal se transforma en hipoclorito sódico, disuelto en agua que actúa como un potente desinfectante. La célula genera de forma autónoma el cloro libre para la piscina. Se trata de un proceso en auge, donde la salud también es tenida en cuenta, (hay personas que pueden presentar algunos problemas en piscinas de cloro, como irritación en la piel, ojos, sequedad, etc).

   

Limpiafondos para piscina

Los propietarios de piscinas privadas saben bien lo necesario que es llevar a cabo una correcta limpieza y desinfección de su piscina. Para la limpieza de ésta, uno de los elementos más importantes es el limpiafondos, ya que elimina toda la suciedad que termina acumulándose en el fondo de ella. Existen de tipo manual, los más accesibles en cuanto a precio, eléctricos, y automáticos, capaces de ponerse en marcha de forma autónoma controlando los ciclos de limpieza e incluso llegando a limpiar las paredes del vaso de piscina, no solo el fondo (según modelo). Se trata de una inversión indispensable para mantener en buenas condiciones nuestro particular charco durante la época de baño.

Tratamiento químico

Contar con una calidad óptima en el agua de nuestra piscina es fundamental para evitar problemas de salud. Cuando se realiza el primer llenado de una piscina, se usa agua de red, que ya ha sido tratada, por lo que está libre de patógenos. Nuestro objetivo es mantener en el tiempo la calidad de ésta. Existe una gran variedad de sistemas de desinfección, aunque en realidad la gran mayoría funcionan del mismo modo o al menos, tienen la misma finalidad. El resto actúa como residual, preparado para entrar en juego contra aquellos nuevos contaminantes que se introduzcan a través del viento, bañistas, etc. Para asegurar una desinfección correcta, debemos mantener un nivel de desinfectante residual libre entre 1 y 2 ppm (partes por millón).

Bombas de calor para piscina

La bomba de calor es una de las mejores soluciones para calentar de forma eficaz una piscina y así, ampliar la temporada de baño. Según el volumen de la piscina y la capacidad de la propia bomba de calor, podríamos decir que para obtener la temperatura deseada en la piscina podríamos emplear entre 3-4 días. Para un funcionamiento óptimo, a la hora de su instalación tendremos que intercalar en el circuito hidráulico, a continuación del equipo de depuración, deben instalarse válvulas de corte para poder mantener en funcionamiento la piscina sin que el agua fluya por la bomba de calor, si no queremos usarla por alguna razón. Debe instalarse en superficie estable, plana y nivelada.

Existen otros elementos que pueden servir de apoyo a la bomba de calor para conseguir su propósito, o bien, si el bolsillo no permite la adquisición de una bomba, mantener la temperatura del agua el máximo tiempo posible.

Hablamos de cobertores de piscina, disponibles para invierno y verano. Unos harán una función de protección mayor, durante el período de inactividad de la piscina, mientras que los otros serán más fácilmente manipulables, y a la vez, lograrán mantener el agua de la piscina durante las noches, momento en el que suele producirse la mayor fuga de temperatura de la piscina.